Entrevista con Andrés Ama

Andrés Ama, compositor y productor musical de Barcelona. Ha publicado entre otros discos «Sonoario», «Escenario» y «Estrategias de la realidad».

Entrevista a Andrés Ama

Hola Andrés, un placer entrevistarte para La Senda del Corazón.

Gracias a vosotros por abrir opinión.

¿En qué proyectos te encuentras trabajando actualmente?.

Es un momento lleno de motivación creativa; me encuentro desarrollando obras que se están presentando según los ciclos de su creación y que vienen a unificarse en un largo proceso de vida que concilia el trabajo y crecimiento personal, con el propósito de embellecer lo común empleando las capacidades útiles de las artes. Siento que nos toca, que nos toca a unas generaciones disponer de todos los recursos y utilizarlos para hacer llegar los nobles resultados con formas nuevas de tratar las artes y sus metas; ello tiene una connotación inicial muy atractiva, pero hay también en ello una gran toma de responsabilidad para quienes de verdad caminamos en esa dirección.

¿La investigación sonora te ha ayudado a conocer tu mundo interior?.

El arte es una experiencia con origen en lo individual para ser expresada y compartida en lo común, por lo que es un acto que nos da la maravillosa oportunidad de trabajarnos a través de los valores transpersonales. Sin duda el ejercicio de trabajar con el sonido o la música, trae consigo la dedicación de querer hacer llegar a los demás los resultados, y en esa función uno profundiza en sí mismo, en las propuestas, inquietudes e intenciones y como mediador de la música, nos surge un conocimiento propio de mayor profundidad y riqueza.

¿Qué visión tienes del concepto Pitagórico de “La música de las esferas”?.

Es una las ideas más bellas jamás creadas por la imaginación humana. Durante muchos siglos esta Cosmovisión nos sirvió de la mejor forma para intentar saciar nuestra búsqueda de las cuestiones más trascendentales que nos inquietan. Si intentamos hacer un ejercicio viajando a aquella época y nos colocamos en situación temporal dentro de lo que aquellas personas pensaban y sentían al realizar estos estudios y afirmaciones, uno abre una vía directa con los mecanismos universales de nuestra realidad conceptualizada a través del mejor medio posible, que es la música y sus relaciones armónicas. Ese espíritu no ha muerto, sigue entre nosotros a través de otras formas para conectarnos y elevar nuestra compresión y capacidades; la música tiene esa cualidad de mediación con lo más elevado y sus misterios; nos lleva de viaje para explicarnos de qué va todo esto a un nivel mucho más profundo que cualquier otra experiencia vital sin dejar de atender a ningún plano de las capacidades y funciones humanas. Hace unos años conocí la obra de Hans Kayser, un científico alemán considerado uno de los últimos Pitagóricos y quien dispone de una inmensa obra que profundiza sobre muchas de las materias que ocupaban a aquellos grandes buscadores del saber. Es una fiel revisión que nos amplía ese conocimiento actualizado con los métodos y saberes de la Ciencia actual. Muy recomendable su obra Harmonia Plantarum. Hoy en día se dice que están ocurriendo cosas más interesantes en las Ciencias que en las artes, yo opino que no hay necesidad de separarlas ya que siempre han ido de la mano nutriéndose, pero si que da la sensación de que en nuestros días se ha abierto una distancia mayor; en aquella época lo uno no podía ser sin lo otro, difícil y apasionante delimitación.

Estrategias de la realidad” es un proyecto único que muestra lo que para mí debe ser el arte. ¿De dónde surgió la idea?, ¿Cómo fue su proceso de creación?.

Estrategias de la realidad fue un reto colosal, ya que involucró a un total de 23 personas, siendo algunas de las colaboraciones ya irrepetibles. La idea surgió durante un periodo en el que viví en un estado de relativo aislamiento en una Ermita de Tierra de Campos, lo que me permitió profundizar sin distracciones en muchas de las temáticas que me apasionan y ocupan en el crecimiento como persona y mis funciones como trabajador de la música. Recuerdo que tenía mucho material sonoro grabado de los últimos 15 años, y al reunirlo sentía un eje común que derivaba en la búsqueda de unos textos apropiados para vestir esos paisajes musicales con el poder de la palabra. La idea inicial de hacer participar a personalidades de habla Hispana de diferentes disciplinas como la filosofía, las ciencias, la espiritualidad o la poesía, fue manifestándose según el proceso iba avanzando y descubriéndose a sí mismo. Inicialmente y tras varias conversaciones previas, tuve la confirmación de Antonio Escohotado y Alejandro Jodorowsky para participar, y ya desde ese origen fui construyendo el relato que me acercaría a ampliar todo el contenido buscando a aquellas personas que podían aportarnos lo oportuno sobre su materia para crear una obra con sentido de inicio a fin. Es un trabajo musical arriesgado en alguna de sus partes, por la complejidad de unificar una terminología especifica y técnico académica, con las cualidades emocionales que la música nos puede evocar, aunque en el caso de Gamoneda es todo lo contrario, ya que su manera de recitar, sus cadencias y rítmicas en el sentir, ayudan mucho a escenificar la expresión y carácter musical.

¿Cómo te iniciaste en el mundo de la música?, ¿ a qué edad?.

No me interesan para nada las bio escritas por uno mismo en tercera persona contando todos lo mismo y de la misma forma a modo de curriculum. Prefiero que me cuenten en primera persona de la forma más directa posible y con contenidos intencionales para saber sobre esa persona, lo que siente, respira y busca. La música ha estado en mi vida desde la infancia y siempre ha sido mi eje educacional de confianza. La música me ofrecía el contenido más amplio de la realidad, capaz de atender todas las funciones de la persona de una forma mucho más veraz y completa que cualquier otro medio teórico o práctico. A mediados de los ochenta, en mi adolescencia, la música electrónica tuvo un impacto sin igual en mi vida y desde entonces trabajo como mediador de sus capacidades. Es un genero musical complejo de concretar por una definición propia aunque nos remitamos a sus orígenes más puristas, ya que se ha fundido con todos los estilos enriqueciéndolos con sus ilimitados recursos tímbricos y expresivos, a la vez que viene ligado a la tecnología y sus avances, por lo que no tiene límites y sigue avanzando para ensalzar y enriquecer la música. Considero que hay en este sentido mucha distorsión despectiva hacia una categorización errante y vaga ante uno de los dos géneros musicales más importantes del siglo xx, que ha cambiado la historia de la música como nunca antes había sucedido. Se tiende por lo general a no tener una definición apropiada de lo que es un músico electrónico y qué es de verdad música electrónica.

¿Hacía donde crees que se dirige una sociedad que depende de la tecnología?.

Mi forma de entenderlo es en todo caso positiva hasta el punto en el que comenzamos a hacer mal uso de los recursos tecnológicos aplicados a actividades discutibles, pero esto ocurre con todo. No puedo entender de ninguna forma negativa cualquier avance tecnológico que nos facilite la vida, no tiene mi conciencia moral frenos siempre que los valores promovidos sean productivos para una sociedad justa.

¿Qué elementos principales crees que se deben dar en nuestra sociedad para el resurgir del verdadero ser humano y de sus potenciales?.

Esto es muy fácil de decir pero por lo visto no tan fácil de poner en práctica a nivel global, aunque bien pensado, es aún más complejo no ponerlo en práctica por las calamitosas consecuencias que trae no ejercerlo. Educación, informarse, sentido crítico propio y servir a los demás.

Para mi tu obra evoca una búsqueda de la comunión con la naturaleza, ¿crees que el ser humano enferma cuando pierde su conexión con ella?.

Creo que tenemos una capacidad adaptativa sin límites, aunque para ello tengamos que hacer uso de la tecnología, pero lo cierto es que cuanto más uno se vincula a un entorno natural lo menos adulterado posible, mayor es la sensación de sano sentido y reencuentro con unos mecanismos vitales a los que nos debemos y no nos podemos desligar, somos una emanación de la Naturaleza. Aunque vivamos en un mundo en el que ”aún” nos robamos la vida los unos a los otros para obtener la materia y alimentarnos, lo cierto es que esto es un auténtico paraíso, el mejor de los imaginables por la belleza, variedad y esplendor de tantas formas de vida y expresiones.

¿Qué artistas te han influenciado a lo largo de tu trayectoria?.

Miro hacia adelante, para mí no tiene sentido pasar por donde otros ya han pasado. Todo es influencia, tanto aquello que me conmueve de una forma placentera y positiva, como lo que evidencia aquello que no es de mi agrado y por tanto me enseña lo que no es para mí. Estamos muy bien entrados ya en el siglo 21 y seguimos aún regidos por un uso y tratamiento de las artes que proviene de la cultura pop del siglo pasado, un acto sumamente influenciado por la publicidad y sus propósitos que han definido las actitudes y comportamientos de una manera mucho más profunda que cualquier religión, creencia o movimiento político de la historia del mundo moderno. Y a pesar de estar en una constante transformación, pienso que muchos de sus valores están obsoletos y nos entorpecen. El mismo lenguaje en muchas ocasiones parece ser la causa fundamental que nos impide relacionarnos de una forma nueva para generar realidad, convirtiéndose en sí mismo en lo que nos encierra sobre las mismas ideas, conceptos y formas de un pasado ya más que vivenciado. En mi opinión es fundamental encontrar unas formas nuevas del uso y empleo del lenguaje en una práctica para con las artes, ya que con ello nos jugamos la capacidad de percibir e interpretar la realidad, de ser originales y ofrecer nuevas vías de expresión y crecimiento artísticos. Parece ser que por muchos milenios que hayan pasado desde el origen de la mente simbólica, seguimos empleando esa relación conductual con la realidad y aplicándola a nuestro comportamiento.

¿Consideras la improvisación en la música (y el arte en general) como una fuente de conexión con nuestra divinidad?.

En la forma que yo trabajo hay un proceso inicial que es improvisación y sin duda es el más placentero, ya que trae consigo posicionarse en el instante fresco de la vida abierto a crearse a uno mismo conectando con las capacidades de las que disponemos para a través del arte experimentar, trascender y realizarse en un acto que parece ser eso que llamamos presente de verdad; donde hay poca anticipación, previsión, prejuicios y acuerdos previos. Después llegan otras fases del proceso creativo que son del todo necesarias e igual de importantes y que requieren de un conocimiento técnico y puesta en práctica de habilidades especificas de producción musical, de las cuales disfruto por igual.

Links:  www.andresama.com

www.andresama.bandcamp.com