La meditación como medicina

Meditación y creatividad

La meditación ayuda a promover el pensamiento creativo, cuando dejamos de enfocar nuestra atención en un pensamiento, objeto o situación particulares, pasamos del pensamiento analítico o el pensamiento inducido al pensamiento divergente o pensamiento creativo. El pensamiento creativo es aquel que nos conecta con nuestra fuente superior de conocimiento, el que nos permite reconocer cada situación como oportunidades para la resolución creativa de una situación y no como problemas. Desconectar del pensamiento analítico nos libera, reduciendo de esta manera los niveles de estrés de nuestro cerebro. Aumentando nuestra capacidad cognitiva, dando cabida a nuevas ideas y abriendo nuestra mente a un estadio superior de consciencia.

La importancia de eliminar estrés en nuestra vida

El estrés, a la larga, provoca en el organismo una insuficiencia para restaurar la homeostasis, nuestro cuerpo se defiende y la respuesta genera reacciones inflamatorias a nivel hormonal que pueden desencadenar en problemas graves para la salud. La práctica de meditación ayuda a eliminar estrés, evitando la respuesta inflamatoria del organismo.

La ansiedad es otro gran enemigo, producto de la forma de vida acelerada que actualmente rige en el planeta tierra. Las preocupaciones diarias, el ritmo acelerado, imposibilitan desarrollar una conciencia plena en el momento presente, lo que nos lleva a generar pensamientos repetitivos. El pensamiento repetitivo genera una respuesta involuntaria de nuestro organismo, que a través de señales hormonales desencadena en un ataque de ansiedad o pánico. El hipotálamo envía una señal de aviso a las glándulas suprarrenales que liberan hormonas como adrenalina y cortisol. El cortisol es liberado para manejar el miedo, es una hormona que permanece varias horas en el cuerpo, generando agotamiento físico. El exceso de cortisol es peligroso para nuestra salud. La meditación ayuda a conectar con el momento presente, evitando el pensamiento repetitivo y ayudando a controlar la ansiedad.

La atención plena mejora el rendimiento de la memoria, la empatía y el estado general de salud. La práctica meditativa ayuda a una recuperación más rápida en postoperatorios y situaciones de salud delicada. Combinada con el yoga o el Tai Chi, la reacción química que estos estados de consciencia generan a nivel molecular y genético, pueden revertir zonas de nuestro ADN consideradas como un factor de riesgo. El cambio generado es observable en pocas semanas a partir del inicio de la práctica, tanto física como mentalmente. Tan solo diez minutos diarios de práctica meditativa impartida por un terapeuta, mejora el control del dolor, la ansiedad y la calidad de vida en general.

 

“La verdad en si misma solo puede ser alcanzada dentro de uno mediante la más profunda meditación y conciencia.”.”

Buda

Desde hace años este tipo de prácticas han vuelto a ser populares entre la población de a pie, ya que gran parte de la élite ya gozaba de los beneficios de la meditación y la atención plena, prácticas que desde siempre han sido muy populares en oriente para lograr paz interior. Los beneficios de la meditación eran conocidos por civilizaciones avanzadas que nos dejaron su legado de conocimiento y que ahora vuelven a florecer.
Son muchos los beneficios que puede aportarnos la meditación, para comprobar si todo lo descrito funciona solo tienes que probarlo, sin juzgar y sin ideas preconcebidas, dejándote llevar. Después de un tiempo, podrás valorar por ti mismo.

Artículo reproducido con el permiso de IIEE Instituto Integral de Estudios Evolutivos
http://estudiosevolutivos.com/la-meditacion-como-medicina/